CARTEL_XXV_FESTIVAL_FLAMENCO_2012_MENOS_PESO.jpg

ÉXITO DEL XXV FESTIVAL FLAMENCO DE LA CAMPIÑA DE EL RUBIO.

28/08/2012

http://www.elmundo.es/elmundo/2012/08/26/andalucia_sevilla/1345977215.html

FLAMENCO 2012 006 La crisis no ha impedido las bodas de plata del festival de El Rubio , que ha llegado a esta efemérides en la cima de lo bien hecho y que desde la puntualidad en el comienzo al cierre con Cancanilla, que es un lujo para oídos selectos, ha venido a demostrar que la buena salud de los festivales está a veces más allá de lo que las medicinas del dinero y la fastuosidad pueden conseguir.

En efecto. Antonio García Hijo caló muy hondo con el aroma que saca a la guitarra escoltando a El Chino y El Canario, que lo hicieron lo mejor que saben, pero la sorpresa la destapó con Paco Peña , el banderillero de Antonio Barrera que cambió la plata por el oro de lo jondo y que si se aplica puede llegar a ser una realidad irrefutable.

Con Paco Peña llegó, pues, lo inesperado, porque en su debut profesional salió a porta gayola por martinetes y cabal para luego cantar a calzón ‘quitáo’, sin solución de continuidad, y muriendo en cada queja como si en ello le fuese la vida, pues si su voz recia y amarga nos sorprendió en la seguiriya portuense, luego se dejó el alma en la bulería y ya sin resuello echó el último aliento por fandangos.

FLAMENCO 2012 007 Después del estupor de Peña, que días atrás sufrió una cornada en San Sebastián, la noche demandaba profundizar en el terreno del concierto con la maestría espectacular de Manolo Franco y Niño de Pura , que presentaron ‘Compadres’, esto es, el entusiasmo que emociona con unas alegrías, bulerías y fandangos que si provocaron la locura colectiva, también permitieron el debut cantaor de Pura de Pura, la niña que sabe a canelita y a clavo.

Sonia Miranda fue la voz que profundiza en el sueño de las melodías, porque con ella la bambera, tientos, cantiñas y bulerías no viven en la oscuridad, sino en la almohada del verso donde habita la singularidad del cante grande, la que te permite, en definitiva, ver la esencia de los cantes hasta con la ventana de la guitarra cerrada .

Y ya en el tramo final sólo el cante gitano podía convencernos de que era el cauce para internarnos en otro tipo de vida, tal que José Valencia , el triunfador absoluto de la noche que descendió a la profundidad de la soleá, al silencio de unas colosales seguiriyas y a los latidos de las cantiñas y bulerías, hasta adentrarse en la materia de lo jondo, confundirse con su sangre y con su huesos y así volar no en las alturas, sino en lo profundo, que es donde siempre vivieron los que sólo son flamencos , sin etiquetas.

Un tanto de lo mismo ocurrió con Cancanilla , que no ejecutó los palos como se canta ahora, sino que extrajo de la soleá por bulerías, seguiriyas, tangos y bulerías lo que pende de las agujas broncíneas del reloj, lo que pasa por las venas del tiempo.

XXV Festival Flamenco de la Campiña

Al cante : Cancanilla de Marbella, José Valencia, Sonia Miranda, Paco Peña, Miguel el Canario y Manuel el Chino / Al toque : Chaparro de Málaga, Juan Requena y Antonio García Hijo / Concierto : Manolo Franco y Niño de Pura / Lugar y fecha : Caseta Municipal de El Rubio. 25 de agosto de 2012

FLAMENCO 2012 Manuel MartínMartín. EL MUNDO.ES