DIARIO_DE_SEVILLA_EL_RUBIO_18_JULIO_2014..jpg

EL RUBIO EN "AQUÍ LA PROVINCIA" DEL DIARIO DE SEVILLA.

18/07/2014

Muebles entre los olivares

El municipio se ha colocado en el mapa nacional de la fabricación de muebles en serie gracias a sus cuatro fábricas. La producción de aceite de oliva, los cereales y la aceituna son otros de los pilares de la economía rubeña. La piscina lago y festivales de flamenco y rock destacan entre su oferta veraniega.

Aunque la zona en la que está El Rubio es eminentemente agrícola, desde hace unos 30 años ha surgido una industria de la fabricación del mueble en serie que ha puesto a la localidad en el mapa de los fabricantes. Todo comenzó con un pionero, Francisco Torres, un ebanista que en 1962 y, tras una dilatada experiencia, funda la empresa Muebles Torres que hoy dirige su hijo Damián y que se convirtió en una verdadera escuela para los responsables y trabajadores de las otras tres que existen en el municipio rubeño. En la actualidad existen cuatro fábricas de muebles en serie: Muebles Torres, Escalu, Rudeca y Jimasur. 

"Entonces y ahora es la alternativa a la agricultura", afirma Damián Torres, responsable de Muebles Torres. Socialmente ha sido un revulsivo en el municipio en la creación de puestos de trabajo, puesto que hay más de 200 puestos de trabajo entre directos e indirectos en este sector, significativo en un municipio de 3.600 habitantes. 

Muebles Torres es está en el puesto número 5 en el nivel de consumo de tableros a nivel nacional, lo que indica la producción de la fábrica rubeña. El mobiliario viaja desde El Rubio a toda España y, desde hace unos años, se han abierto al mercado exterior. La venta se realiza a través de distribuidores y tienen un modelaje ya definido. "Hemos llegado a tener que trabajar a tres turnos", explica Damián Torres. 

En esta fábrica se ha realizado una importante inversión en maquinaria de última tecnología. "Tenemos personal muy capacitado en el que se incluyen ingenieros", afirma. 

Antonio Pérez Gómez es el gerente de Rudeca, otra de las fábricas de muebles de El Rubio. "Gracias a esto hay muchas familias que comen en el pueblo. Este es un sector que ha ido en aumento", comenta. Rudeca vende en España, y desde hace un año y medio, directamente a la tienda. "Sacamos unos 250 metros cúbicos diarios", explica.

Aceitunas y aceite con origen de El Rubio

La importancia de la aceituna y el aceite en El Rubio va más allá de su inclusión en la ruta turística dedicada a estos productos. De hecho, esta comarca es una de las más tradicionales en cuanto a la producción de aceite de primera. 

La cooperativa agrícola de El Rubio nació de la unión de tres sociedades en el año 2003. Produce cereales, aceitunas para aderezo y es almazara. Tiene una capacidad para 4.000 toneladas de aceitunas de mesa y sobre un millón de kilos de aceite, este comercializado por Oleoestepa. La aceituna se vende en el mercado nacional a granel. El cereal también se vende en toda España tanto para pienso como para el consumo humano. 

El aceite fue premiado como mejor aove de la provincia 2013. Todas las cooperativas de Oleoestepa tienen un sistema de calidad, regido por normas de producción integrada que garantizan las bondades del producto. 

La producción se realiza en frío y se utiliza, en mayor medida, la variedad hojiblanca, seguidos de lechín y picual, usando diferentes variedades, en  coupage , para el aceite. Las aceitunas para aderezo suelen ser de la variedad hojiblanca. 

La cooperativa está integrada por más de 230 socios agricultores. Ofrece a sus asociados diferentes servicios: fitosanitarios, abonos y semillas, gasóleo, herramientas, aperos y maquinaria agrícola, así como los recambios. 

En total son 2.091 hectáreas de olivar con una producción media de aceite al año de 700.000 kilos y una capacidad de molturación aceitunas por día de 300.000 kilos. En bodega tiene una capacidad de almacén de 900.000 kilos y tres líneas de extracción de aceites.