CARTEL_FLAMENCO_WEB_2014.jpg

XXVII FESTIVAL FLAMENCO DE LA CAMPIÑA DE EL RUBIO. 2014.

04/09/2014

FSábado 30 de agosto ORGANIZA: Ayuntamiento de El Rubio, en colaboración con la Diputación de Sevilla y el Instituto Andaluz de Flamenco

NAZARET CALA 2014. XXVII Festival Flamenco de la Campiña de El Rubio.

MANUEL MARTÍN MARTÍN. EL MUNDO.

Al cante:  Kiki de Castilblanco, Rubito Hijo, Ana Ramírez 'La Yiya', Nazaret Cala, Pedro Cintas, Aroa Cala, Rocío Luna y Antonio Carmona. Al toque:  Fernando Rodríguez, Germán Bravo, Antonio García Hijo y Carlos de Maruchi. Palmas:  Roberto Jaén y Abel Harana. Lugar y fecha:  Caseta Municipal de El Rubio. 30 de agosto de 2014. Calificación:  Dos estrellas.

 

Un recuerdo especial para Mariana Cornejo, muy ligada a este festival donde cantó el año pasado poco antes de su muerte, fue el arranque de una noche que, como es habitual, principió a la hora en punto pero que inducía a muchas incertidumbres, ya que  ocho cantaores en el cartel es un exceso innecesario en estos tiempos .

Aun así, el hecho escénico resultó interesante por la variedad estética y atractivo en su dinámica porque se suprimió el descanso y porque los profesionales se ajustaron a sólo tres cantes, con lo que la noche discurrió por los cauces de la diversidad al coaligarse la eficiencia con la eficacia artística.

Fue la guitarra de  Fernando Rodríguez  la que abrió el espectáculo presentando sus mejores credenciales, en este caso la docencia que ejerce sobre cantaores como Rocío Luna, que a sus 16 años crece en la vocación de la malagueña y la granaína y despejó con la toná la incertidumbre que por tangos nos dejó en Aguilar de la Frontera, o las dudas que plasmó en Antonio Carmona, un chico de tan sólo 14 años y con alma, pero urge reposo por estar en el proceso del cambio de la voz.

Alto nivel de profesionalidad dejó la portuense Nazaret Cala  en sus alegrías y soleares frente al ruido imperante, en tanto que el pacense Pedro Cintas provocó el silencio con una seguiriya de espeluzno, en contraste con Aroa Cala, hermana de Nazaret que, pese a que luchó infructuosamente contra las falsetas interminables de Carlos de Maruchi, despejó con fruición las sombras de los tientos.

Esclarecedor fue el modo con que  Rubito Hijo marcó los tiempos de la malagueña , entrelazando con hilos de oro de inusitada fuerza unas seguiriyas que ni el tiempo podrá borrar, mientras que nos enseñaba las muchas miradas olvidadas que se encierran en los fandangos, destreza que mantuvo su paisana Ana la Yiya, cantaora que demolió la catedral del frío que en grandes figuras tiene la seguiriya y que confirmó su impronta dejando las marcas de su impronta en los tangos y las bulerías.

Y al cierre,  Kiki de Castilblanco , que grabó sus dominios en la minera y el romance, para luego coronarse con el embellecimiento poético de una media granaína y unos fandangos de notable factura, evidenciando a las dos y media de la madrugada -hora del cierre- que si los legos cuestionan a El Rubio porque es diferente, habría que responder como el programador del festival, Juanito Rodríguez, que se ríe de los demás porque cree que son iguales al resto.

 

 

 

 

 

 

 

En el enlace de a continuación podras tener la crítica flamenca publicada en EL MUNDO.

http://www.elmundo.es/andalucia/2014/08/31/5402eb71ca4741de698b4571.html

 

Sábado 30 de agosto. ORGANIZA: Ayuntamiento de El Rubio, en colaboración con la Diputación de Sevilla y el Instituto Andaluz de Flamenco.

Patricia Martínez Castro


EL RUBIO | El próximo sábado 30 de agosto a las 22 horas en la Caseta Municipal de El Rubio se celebra el XXVII Festival Flamenco de la Campiña, que organiza el Ayuntamiento de la localidad con la colaboración de la Diputación de Sevilla y el Instituto Andaluz de Flamenco y que contará con una importante representación de artistas que darán una buena muestra del talento flamenco en Andalucía.

La alcaldesa de El Rubio, Ramona Ramos, explicaba en declaraciones a Viva Sierra Sur, que este festival flamenco “es para mí el más completo de esta comarca”. Asimismo, destacaba que “por él han pasado las más grandes figuras y ha servido de trampolín a nuevos talentos que hoy son indiscutibles en los carteles de toda España”.

Haciendo un repaso por la trayectoria de este certamen, Ramos comentó que “aunque tiene una historia de cuarenta años, cuando retomamos el festival en 1996, se replanteó como un espectáculo sostenible en lo económico”, aunando a grandes nombres en combinación con nuevas promesas, y sin duda “el tiempo nos ha dado la razón”. Así, manifestó que “con la crisis
muchos festivales han desaparecido y nosotros seguimos aquí” porque “un pueblo como el nuestro no puede pagar cachés desorbitados por cantaores de moda”.

Según reseñaba la alcaldesa de El Rubio, el festival renació de la mano de La Niña la Puebla, que participó dos años y se ha pretendido que en él siempre haya presencia de mujeres. “Ese lado femenino, sin duda ha dado una impronta a nuestro Festival, que nunca debiera perder”, subrayó Ramos. En la pasada edición, se procedió a la entrega de la I Espiga de Oro a Fosforito y al matador de Toros El Cuqui de Utrera. Asimismo, contó con la actuación de Mariana Cornejo, que pocos meses después fallecía a los 66 años.

El programa diseñado para el XXVII Festival Flamenco de la Campiña de El Rubio incluye las actuaciones al cante de KiKi de Castilblanco, Ana María Ramírez “La Yiya”, Rubito de ParáHijo, Aroa Cala, Pedro Cintas, Nazaret Cala, Antonio Carmona y Rocío Luna; al toque, estarán Fernando Rodríguez, Antonio García Hijo, Carlos de Maruchi y Germán Bravo y a las palmas, Roberto
Jaén y Abel Harana. Presentará el acto Manuel Martín Martín, primer Premio Nacional de Flamencología. La entrada tendrá un precio de seis euros para los adultos y será gratuita para todos los menores de 16 años.