JUAN_PACHxN_GARCIA_2014.jpg

ALCOSA DE SEVILLA DEDICA UNA CALLE AL RUBEÑO JUAN PACHÓN GARCÍA.

17/02/2014

ALCOSA DE SEVILLA DEDICA UNA CALLE AL RUBEÑO JUAN PACHÓN GARCÍA.

Noticia del Diario de Sevilla 16 de febrero de 2014.

Alcosa dedica una calle a su poeta vivo

Juan Pachón García ha sido poeta reconocido en la Universidad de Columbia de Nueva York, empleado de Iberia siete veces premiado y querido profesor en el centro de FP ADA


Los barrios están llenos de personas valiosas personal y profesionalmente que pasan desapercibidas y no suelen estar en el callejero tanto como sería deseable. Y menos en vida. El caso de Juan Pachón García es toda una excepción. A sus 61 años, en plena prejubilación, su barrio de Alcosa le ha dedicado una calle como vecino ilustre que ha sido poeta reconocido en Nueva York por la Universidad de Columbia, supervisor de Iberia siete veces premiado por la empresa por sus sugerencias para mejorar los equipos de tierra de la compañía y querido profesor de tecnología de la automoción en el centro de Formación Profesional ADA de Sevilla. 


Juan, viudo desde 2009, vive en la Plaza del Azahín desde que en 1974 se vino de El Rubio, su localidad natal. La Federación de Entidades de Alcosa, la FEA, lo eligió entre una amplia lista de personas relevantes del barrio y lo propuso como aspirante número uno al distrito Este, que aceptó la idea y aprobó la propuesta el pasado 27 de diciembre. Su calle estará entre las vías Francisco Cortijo y Maestro Sánchez Rosa, entre una residencia y un parque. El acto de rotulación por parte del Ayuntamiento aún no se ha celebrado. 

Su poesía fue reconocida en Nueva York cuando un comité internacional de la Universidad de Columbia, formado por dos premios Nobel entre sus 20 miembros, eligió su primer libro de poesías  Rimas al viento  como lectura para sus estudiantes de español en el curso 1997-1998 por la gran calidad de su obra. Un sobrino que estudiaba un postdoctorado en neurociencia le sugirió que se presentara al concurso y ganó entre más de 12.000 autores de obras. Aquel sobrino es hoy un investigador reconocido que pronto se trasladará a la Cartuja de Sevilla. 

En la carta que recibió con la espléndida noticia, el comité seleccionador afirma que le ha "impresionado la simplicidad del lenguaje y la concepción poética del autor, además de la combinación de quiebros innovadores de formas y modelos preexistentes". Y añade que el libro ha sido colocado en la biblioteca del departamento de Español y en la biblioteca general de la Universidad, y que se recomendará a las universidades de los estados de la costa Este. La elección le llovió felicitaciones del entonces presidente Aznar y de políticos como Manuel Fraga y de la alcaldesa Soledad Becerril, e incluso de la Casa Real y de la Embajada americana. 

"Para mí este reconocimiento ha sido algo increíble. Me he sentido muy satisfecho de haber conseguido ese hito y mi sueño es volver a publicar", relataba ayer a este periódico. Su intenso trabajo en Iberia, como jefe de departamento para Sevilla, Jerez y Badajoz, le impedía sacar tiempo para publicar más allá de revistas literarias, pero ahora que está prejubilado prepara su segundo libro de poesías y relatos, que espera que salga después del verano. Lo mandará a la Universidad de Nueva York. 

Juan cuenta que es un autodidacta con pasión por la poesía y la literatura, y tiene a Bécquer como su mayor inspiración y modelo. También a Machado. En  Rimas al viento  hay grandes dosis de vitalidad y sentimiento. "Al alba me llama el gallo/al alba de luna clara/cuando empiezan los luceros/a dar paso a la mañana./Al alba el fresco rocío/se desliza de las ramas/igual que chorros de oro/con mil sonidos de danzas(...)./Al alba cariño llevo/ al alba mil esperanzas,/al alba espero que espero/al alba, amor mío, al alba". A su barrio del Parque Alcosa le dedicó un cuarteto que recita de memoria. 

Entre sus otras aficiones ocupa un lugar especial la aviación, y confiesa que va a aprovechar su jubilación para volar. Recuerda que hasta hace una década los aviones sobrevolaban Alcosa peligrosamente y que ya se desvían para evitar el riesgo de las torres altas. Le encanta su barrio y opina que el Parque del Tamarguillo, donde pasea, no debería estropearse con ninguna carretera.

 

http://www.diariodesevilla.es/article/sevilla/1710544/alcosa/dedica/una/calle/su/poeta/vivo.html